Un libro 3D: Didáctico, Divertido y Descontracturado

Tal como indican sus autores en la contratapa, una publicación para el anónimo moderno que encuentra al mundo del vino muy interesante. Sin mención de bodegas ni etiquetas, solo palabras amigas, amables y comprensibles en busca de momentos de reflexión.

Noventa páginas más el índice, en las que, a través de preguntas y respuestas, el Sommelier Max Ortiz y el Licenciado en Turismo y Hotelería Emiliano Papalardo, recorren todo aquello que siempre quisimos saber del Vino argentino y nadie se dignó a explicar… hasta ahora!

En diálogo con Max, uno de sus autores, esta vez, las preguntas las hice yo:

Locutor del Vino: ¿Cómo surgió la idea de hacer este libro?

Max Ortíz: Nos dimos cuenta de que mayormente los libros de vinos que se pueden encontrar muchas veces abordan el tema con vocabulario técnico o asumiendo cierto conocimiento de parte del lector, cosa que no siempre sucede. Teniendo estas certezas nos propusimos armar un libro simple y fácil de leer, enfocado a principiantes pero que también puede servir de ayuda-memoria a muchos otros.

LdV: ¿Qué debe esperar el lector de tu libro?

MO: El libro tiene 5 capítulos, los cuales están enlazados de alguna manera, y pensando en una «mímica» de acción, comenzando con una introducción, luego una guía de compra, la degustación, información general de argentina y finalmente un capítulo de maridaje.

LdV: ¿Qué no debiera esperar encontrar el lector?

MO: Este no es un libro para nada técnico, todos los términos utilizados son de fácil entender e interpretar.

LdV: ¿Realmente con qué se va a encontrar quien recorra las páginas de tu libro?

MO: Preguntas que quizás siempre se hizo pero nunca nadie le respondió. Todo el libro está basado en preguntas y respuestas

 

LdV: ¿Si tuvieras que destacar algún pasaje del libro que lo diferencie del resto de los libros sobre vinos, cuál sería?

MO: “En el siglo pasado –no se asusten, hablamos de menos de veinte años atrás– casi nadie era consciente de lo que tenían que leer cuando hojeaban una carta de vinos, ni mucho menos de la función de un sommelier –bueno, todavía no está muy clara, pero vamos por buen camino– o las figuras que invertían en sus viñedos: hoy tenemos desde vinos con los nombres de series de televisión hasta figuras mediáticas apadrinando el nombre de la etiqueta.”

LdV: ¿Cuanto costó escribir un libro sobre vinos, sin puntualizar en marcas o bodegas?

MO: Realmente no nos costó nada, y lo digo a sabiendas de que soy parte del mercado por trabajar en la industria. El vino y su entorno fue la premisa y no es necesario colocarle un nombre o etiqueta que lo enaltezca más que su puro significado mismo.

LdV: ¿Quedó como lo imaginaste?

MO: La verdad es que no podía imaginarlo del todo, pero quedo mejor de lo que esperaba. Cuando lo tuve en mis manos por primera vez me gusto no solo la tapa, sino su peso y tamaño. Creo que hicimos un buen trabajo.

LdV: Lo pensaste, lo escribiste, lo leíste, lo corregiste, lo volviste a leer, y así mil veces hasta finalmente lanzarlo… ahora está en la calle, en manos y a los ojos de otros ¿qué devoluciones vas recibiendo?

MO: Hemos recibido muy lindo comentarios y cumplidos, es como una palmada al corazón, se siente muy bien. Como me gusta decirlo… para la posteridad.

Ldv: Por último, ¿cuál es el plan con el libro de acá en más?

MO: Ya está disponible en varios puntos del país y cuando abran las fronteras lo estaremos enviando a Uruguay y Brasil. De ser posible seguiremos con esta expansión todo lo que se puede. Tal vez en unos meses tengamos la suerte de contarles que salió la segunda edición.

“Todo lo que siempre quise saber del Vino Argentino y nadie se dignó a explicarme” fue publicado por Editorial Dunken y se puede conseguir a través de las redes sociales de sus autores, @maxortizonline, librerías especializadas y en las mejores vinotecas del país como Sommelier en Bicicleta del barrio de Palermo.

COMPARTÍ ESTA PUBLICACIÓN

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Ir arriba